fbpx
Medio ambiente Novedades

Apostamos por un IVA verde para mejorar la eficiencia energética de los edificios

Desde ASOVEN PVC, Asociación de Ventanas de PVC de España, llevamos apostando por la profesionalización del sector, la calidad del producto y la sostenibilidad desde nuestra fundación hace más de 22 años. En base a esta línea de trabajo y de forma conjunta a otras asociaciones e instituciones, apoyamos la creación de una categoría específica en el Impuesto del Valor Añadido (IVA) para las actuaciones de rehabilitación que sigan criterios de eficiencia energética y sostenibilidad en los hogares españoles.

Según La Directiva Europea 2012/27/UE, el 40 % del consumo de energía final de la UE proviene de edificios. Un dato relevante para un país como el nuestro, donde el 55 % de los parques de edificios son anteriores a 1980. Esta medida “verde” podría ser clave para alcanzar los objetivos de ahorro energético y reducción en las emisiones de CO2 marcados por la Unión Europea y asumidos por el Gobierno de España.

Desde la asociación, entendemos que se trata de una propuesta complementaria al resto de medidas que se están incorporando en la Declaración ante la Emergencia Climática y Ambiental, “cuyo objetivo es lograr un proyecto de futuro común, más justo y equitativo, que aproveche las oportunidades de la transición ecológica mediante políticas públicas trasversales y que pongan al ciudadano en el centro”.

Escenario favorable al cambio de ventanas

Tomando como referencia la hoja de ruta de los sectores difusos a 2020, elaborada por la Oficina Española de Cambio Climático, España contaría con un amplio margen de ahorro energético si se decantara por la sustitución de ventanas que no cumplen con las exigencias mínimas en las viviendas edificadas antes del año 2001. Gracias a esta medida se podría evitar la liberación a la atmósfera de 4,8 millones de toneladas de CO2 al año.

El IVA verde en Europa

Sin olvidar a nuestros vecinos, Francia y Portugal, que ya han puesto en marcha diversos planes para facilitar el cambio de ventanas de edificios con una bonificación reflejada en el IVA.

Por todo lo expuesto, apostamos por esta línea de actuación con el fin de mejorar la eficiencia energética de los edificios. De hecho, consideramos que el modelo francés es un ejemplo de “fiscalidad verde”, que gracias al programa Crédit d’impôt pour la transition énergétique (CITE), fija el IVA en el 5,5 % para actuaciones relacionadas con este tipo de rehabilitaciones, apoyando la medida con una línea de “eco-préstamos” a un  tipo de interés del 0 %.

Dicha medida fomenta actuaciones que alientan en la mejora del medio ambiente y la reducción del consumo de energía en usuarios particulares aplicando beneficios fiscales y una mejor tributación.

Por último nos gustaría destacar que, desde nuestro punto de vista, consideramos la creación de este IVA específico para proyectos de rehabilitación energética como una actuación que influirá positivamente en la puesta en marcha de proyectos con especificaciones técnicas alineadas con los objetivos medioambientales ejecutados por profesionales acreditados, reduciendo la competencia desleal y generando empleo en un sector clave para el desarrollo económico del país.

El futuro está en nuestras manos, todos deberíamos apostar por un IVA “verde”.

 

Artículos relacionados