Publicaciones Asoven

El PVC y el fuego

El PVC y el fuego

Comportamiento de la carpintería de PVC frente a un incendio:

La ventana de PVC es un material autoextinguible que cumple plenamente con todas las garantías de la reglamentación vigente, según la norma Une 53.315 es un material clasificado como M1 que corresponde a un material no inflamable o difícilmente inflamable. El PVC sólo sigue ardiendo si se mantiene una llama aplicada en él, al retirarle la llama se extingue inmediatamente. No puede en ningún caso ser el origen de un incendio ni tampoco constituir un factor agravante del mismo. Son necesarias temperaturas entre 300 Cº y 400 Cº para provocar la ignición del PVC con un índice de oxígeno del 50% y por ejemplo para la madera la temperatura de ignición es menor, arde ya a 260ª y sólo necesita un índice de aportación de oxígeno del 21%.

Las ventanas de PVC están formadas por un 43% de petróleo y un 57% de la molécula de PVC que es cloro, obteniéndose de la sal común. Este cloro le otorga la propiedad de
ser resistente de forma natural a la inflamación y por tanto no propagan el fuego en caso de un incendio. La acción del calor sobre el PVC origina una descomposición de los siguientes compuestos: dióxido de carbono CO2 de muy baja toxicidad, monóxido de carbono CO y gas clorhídrico HCI con formación de agua que se elimina por la circulación de aire y al ser soluble en agua es rápidamente extinguible. También se produce una rápida condensación en contacto con una zona fría. Al principio de la combustión, el ácido clorhídrico, es un gas irritante, detectado por el olfato y constituye una alarma del fuego, lo que conduce a una detección precoz. Los gases de la combustión del PVC no representan una amenaza para la capa de ozono ni contribuyen al calentamiento global más que otros materiales combustibles.

En caso de un incendio la generación de dioxinas es independiente de que haya PVC o no. Las cantidades de estos contaminantes son muy inferiores a las teóricas en los
ensayos de laboratorio y no representan una amenaza importante para la población ni para el medio ambiente.
Disponemos de documentación adicional sobre las clasificaciones obtenidas de M1 y de los ensayos en laboratorio sobre el modo actual de propagación del fuego desde la ignición hasta adquirir proporciones de incendio. La inflamabilidad, la velocidad de propagación de las llamas, la difusión térmica y la formación de parámetros de la
difusión del humo.

Está demostrado que no existe una correlación entre el uso de PVC y las emisiones de dioxinas en la sociedad.

Antecedentes

El término “dioxinas’ es una ‘expresión’ que se refiere a una serie de contaminantes orgánicos persistentes en el medio ambiente.

Están ubicadas de forma permanente en el ambiente (aunque en pequeñas cantidades), porque forman parte de una amplia gama de fuentes naturales tales como actividades
volcánicas y los incendios forestales). También se producen dioxinas en los no intencionales de la industria y la incineración de residuos y actividades humanas tales como hogueras, fuegos artificiales y el tabaquismo.
Se han encontrado dioxinas en muestras de suelos por debajo del subsuelo existente, en diferentes lugares del mundo, desde el año 1880, así como en las secciones del núcleo
de turba depositados desde hace 5000 años hasta el presente.

Más información: El pvc y el fuego

Artículos relacionados