Publicaciones Asoven

Trabajamos por un mundo más limpio

El PVC por un mundo más limpio

Tras un  exhaustivo estudio que se ha realizado sobre el comportamiento la carpintería de PVC, queda demostrado su buen comportamiento desde el punto de vis técnico y ambiental de la misma.

La producción industrial del PVC ha sido validada por la comisión OSPAR

La comisión OSPAR (Oslo-París) se estableció para prevenir la contaminación de origen terrestre de los hábitats marinos, incluído el Mar del Norte y el Noroeste Atlántico. En la reunión ministerial de la Comisión OSPAR de julio de 1998, se firmó un acuerdo entre los países contratantes conocido como Declaración de Sintra (1) (designada así tras el encuentro de Portugal)
En esta declaración no se hace referencia concreta al PVC.
De hecho, en la misma serie de reuniones, se aprobaron por parte de los ministros dos decisiones sobre los Valores Límite de las Emisiones en la producción de PVC (2) a partir de monómero de Cloruro de Vinilo y la fabricación Monómero de Cloruro de Vinilo (VCM) de dicloruro de etileno (EDC) (3).
Estas emisiones establecen los Valores Límite de Emisiones (EVL) para lugares de producción de PVC en la región de la Convención OSPAR.
Además, OSPAR adoptó de manera formal en 1996 las Recomendaciones sobre las Mejores Técnicas Disponibles (BAT) para la fabricación de PVC en Suspensión a partir de EDC (cloruro de etileno) y VCM (monómero de cloruro de vinilo).

La industria del PVC es totalmente segura

La industria del PVC es un sector puntero en cuanto a gestión medioambiental. Incorpora las más altas tecnologías y realiza estrictos controles. Cumple con las disposiciones normativas vigentes en España, lo que garantiza la protección del medio ambiente. Las tres plantas españolas productoras de PVC cuentan con la certificación ISO 14001 de Gestión Ambiental otorgada por AENOR, que garantiza el respeto por el medio ambiente, minimizando el impacto medioambiental.

La industria europea del PVC

El PVC es uno de los plásticos más antiguos del mundo y ha sido desarrollado desde los años 40 hasta convertirse en un producto utilizado universalmente, económico, seguro y no agresivo con el entorno. Efectivamente, los derivados de la sal (57%) y el petróleo (43%) se combinan para producir un material plástico que está especificado para una amplia gama de aplicaciones a través de diversos sectores del mercado.

Los procesos de producción del VCM y el PVC han sido mejorados continuamente en los últimos años y aseguramos sinceramente que nuestra calidad de vida, sin el PVC sería muy diferente de la que tenemos y disfrutamos ahora. Además, la industria europea del PVC reconoce que deben perseguirse mejoras adicionales continuas y revisar su alcance de forma permanente.

Por esta razón, la industria europea, bajo las directrices del Consejo de Europa de Fabricantes de Vinilo (ECVM), ha firmado la Carta de la Industria Europea (4) comprometiéndose a límites más estrechos sobre las emisiones de las instalaciones de producción de PVC. Como parte de su Programa de Previsión Tecnológica, el Ministerio de Comercio e Industria del Reino Unido de Gran Bretaña publicó un folleto orientado a la necesidad estratégica de mantener la competitividad de la industria del cloro en su territorio, identificando al PVC como un elemento clave de esta industria, un sector considerado como crítico en su economía.

 

Más información: El PVC por un mundo más limpio

Artículos relacionados