El PVC y el Aluminio

1. ¿Qué es?

El PVC (policloruro de vinilo) es una combinación química de carbono, hidrógeno y cloro. Sus componentes provienen del petróleo bruto (43%) y de la sal (57%). Es un material ligero y químicamente inerte e inocuo. Es un material termoplásticos, es decir, bajo la acción del calor (140 a 205ºC) se reblandece pudiendo moldearse fácilmente; cuando se enfría recupera la consistencia inicial conservando la nueva forma.

Las excepcionales propiedades del PVC, juntamente con su buena relación calidad/precio y su gran versatilidad, hacen que sea el plástico de mayor consumo en España.

2. Aplicaciones

La diversidad de formulaciones posibles convierten al PVC en el más versátil de los plásticos, permitiéndole adaptarse a APLICACIONES y exigencias muy diversas como son:

· Construcción (+ foto)

· Envase y embalaje (+ foto)

· Aplicaciones médicas (+ foto)

· Automóvil (+ foto) 

· Electricidad y electrónica (+ foto)

· Agricultura (+ foto)

· Juguetes (+ foto)

· Mobiliario (+ foto)

· Calzado (+ foto)

· Marroquinería (+ foto)

· Artículos de papelería (+ foto)

3. El PVC en la construcción:

Las materias plásticas se han convertido imprescindibles como material de construcción. Entre sus propiedades podemos hablar de su aislamiento, su resistencia a la corrosión, su peso reducido, su insensibilidad a la humedad e imputrescibilidad.

Las materias plásticas han fijado nuevas normas en la técnica de ventanas. Las continuas mejoras y un control de calidad eficiente han convertido a las ventanas de PVC en unos elementos de construcción altamente desarrollados. Sus comienzos datan del año 1958, conquistando el mercado porque ofrecen unas ventajas determinantes para el consumidor: altas prestaciones de aislamiento, fácil mantenimiento y durabilidad, con una buena relación calidad/precio, y adaptables a cualquier estilo.