Novedades Publicaciones Asoven Ultimas Noticias del Sector

Envolvente del edificio – Eliminación de puentes térmicos

El factor tiempo es importante para la envolvente de los edificios, cuanto más nuevos son las infraestructuras que se quieren rehabilitar mejores carpinterías tienen y por lo tanto es más complicado mejorar sus prestaciones. Ya no basta con cambiar los vidrios a uno con altas prestaciones, si no invertir mucho dinero en nuevas carpinterías de gama alta y aun así, esto no garantiza el cumplimiento del estándar passivhaus. La principal causa de este incumplimiento es la existencia de puentes térmicos en la envolvente.

Los puentes térmicos (PT) son zonas de la envolvente en las que se evidencia una variación de la uniformidad de la construcción ya sea por un cambio del espesor del cerramiento, de los materiales empleados, por penetración de elementos constructivos con diferente conductividad, lo que conlleva una minoración de la resistencia térmica respecto al resto de los cerramientos.

La razón de la minoración de la resistencia térmica en un punto de la envolvente se debe principalmente a dos motivos:

  • Cambio en la sección constructiva del propio cerramiento, ya sea por la presencia de pilares, capialzados, elementos como radiadores. Estos puentes térmicos forman parte del propio cerramiento y se denominan PUENTES TÉRMICOS INTEGRADOS EN LA FACHADA.
  • Encuentros de cerramientos, particiones interiores o elementos exteriores (ventanas), donde la discontinuidad geométrica induce a un aumento en la densidad del flujo de calor. Son los denominados PUNTOS TÉRMICOS DE ENCUENTRO.

Un puente térmico se comporta en una envolvente térmica de un edificio como un agujero en un cubo de agua. Aumente el flujo de calor entre el interior y el exterior de la misma forma que el agujero del cubo derrocha agua del interior.

Existe un peligro adicional a la fuga de calor derivado de la existencia de un PT: la condensación. Si se piensa en la superficie de la cara caliente del cerramiento junto a una esquina, como ya se ha indicado se produce un aumento del flujo de calor en ese punto. Si aumento el flujo de calor, la temperatura superficial de ese punto disminuirá con respecto al resto del cerramiento, pudiendo llegar a condensar el vapor de agua existente en el aire del interior de edificio. Incluso, si no se produjera condensación, un punto frío puede desarrollar moho si la humedad relativa es ese punto es cercana al 80%.

 

Artículos relacionados